martes, 10 de enero de 2017

El arte de pintar y disfrazar cuerpos humanos

El arte de pintar y disfrazar cuerpos humanos tiene una de sus manifestaciones más interesantes en europa como recordamos en las siguientes fotos (abajo).

Artistas, modelos y unos 30.000 visitantes se reunieron en la pequeña ciudad de Pöertschach en Austria. Este evento atrajo a artistas de unos 45 países que compitieron por los títulos en bodypainting.

La artista neozelandesa Sofia Bue se llevó el primer premio de este año por su creación diabólicamente bonita.























A continuación veamos otras obras coloridas de otros participantes en cuerpos femeninos:




















Hasta siempre.
CTsT

lunes, 9 de enero de 2017

La opción a ser prostituta se ha facilitado con Internet

La opción a ser prostituta o prostituto en estos tiempos de Internet se han facilitado; aunque siempre tienen riesgos de no saber exactamente con qué tipo de cliente se pueden encontrar en privado.




la prostitución ha sido objeto de tratar de eliminarla o prohibirla por algunos gobiernos pero no han tenido éxito ; pues siempre aparecen nuevos burdeles, nuevas prostitutas y nuevos clientes de todo tipo o nivel social.


Hay muchas razones que tratan de explicar el origen y el mantenerse a través de la historia humana de una manera constante. Lo que si podemos ver, actualmente, de manera general, es que la prostitución permite que algunas mujeres, voluntariamente, traten de ganar dinero rapido y usando su cuerpo, juventud o atractivo físico.




Si las trabajadoras sexuales lo hacen de manera voluntaria y son mayores de edad; entonces no se puede hacer mucho por evitarlo. En cambio, la prostitución forzada, violaciones o trata de personas son inaceptables y la policía debe encargarse de evitar dichas actividades y tener un sistema judicial que sea severo en las sanciones respectivas con los culpables o involucrados.




La prostitución voluntaria es una actividad  que tiene muchas aristas para observar. Por ejemplo, los puritanos piensan que las mujeres que venden sexo son pecadoras , otros piensan que son pobres víctimas. La realidad es más complicada. Algunas prostitutas sufren de hecho la trata, la explotación o la violencia; Sus abusadores deben terminar en la cárcel por sus crímenes. Pero para muchos, hombres y mujeres, el trabajo sexual es sólo eso: un trabajo que les da dinero para mantenerse en esta vida y/o cubrir sus necesidades materiales básicas o sus lujos exagerados en otros casos.



Por tanto, no todas las prostitutas son víctimas. Esa ficción se está volviendo más difícil de sostener debido a la compra y venta de objetos sexuales en línea. Asimismo tienen acceso a sitios web personales donde las prostitutas pueden promocionarse y construir sus marcas. personales, es decir, actualmente hay prostitutas educadas que ellas mismas o en pequeños grupos se ofrecen por Internet y te dan los detalles de tarifas, lugares de encuentros y/o detalles del servicio sexual que te ofrecen.




En esta nueva forma de practicar la prostitución en los países desarrollados los que mas están molestos  son los proxenetas o los dueños de burdeles que les gustaba explotar a las prostitutas. Por otro lado ellas siempre tendran el riesgo segun el pais o lugar donde practiquen su actividad. Hay países que les dan más facilidad o seguridad, otros países No.




Los gobiernos que, sinceramente, quieran disminuir radicalmente la prostitución deben atacar sus orígenes fundamentales como la pobreza, la discriminación, la educación, la falta de trabajo o la cultura exageradamente materialista del dinero o placer sexual desenfrenado que diariamente nos bombardean en muchos medios de comunicación masivo. 




Por otro lado deben incentivar a las personas de su sociedad o país para vivir en armonía, justicia, solidaridad y que formen parejas formales; pues de dicha manera pueden tener una vida mas segura, pacífica, feliz y sin tanta prostitución, no solamente sexual como observamos actualmente.



Hasta siempre.
Carlos Tigre sin Tiempo (CTsT).

domingo, 8 de enero de 2017

Abuso sexual de actrices porno

Una de las cosas que me han enseñado mis padres, desde muy pequeño, es a respetar a las demás personas. Dentro de ellas, los niños, mujeres y ancianos deben ser mis prioridades.

Por tanto, para mi es fácil entender y cumplir con ello. En el caso de las mujeres. Incluso las prostitutas o actrices porno también se les debe respetar.
En el caso de las actrices porno yo lo relacionaba con el catchascan o lucha libre donde las peleas o videos son actuaciones, es decir no hay golpes fuertes o dolor real.

La pornografia se diferencia en el público y en el objetivo, es decir, en las peliculas pornograficas hay mucho de actuación, preparación y exageración que , generalmente, no ocurre en las relaciones sexuales humanas.



Esa actuación de los actores y actrices pornos deben ser aceptables para mantener un interés erótico de su audiencia, mayoritariamente masculina; pero ultimamente vi algunos videos pornograficos que me parecian actuaciones extraordinarias, dignas de ganarse un oscar, o simplemente eran abusos contra algunas actrices porno.




Abajo comparto el testimonio de una ex-actriz porno, Lisa Ann, que expresó que a algunas de las jóvenes actrices porno que empiezan generalmente son abusadas de forma real en algunos video o peliculas pornograficas y que esto no debe ocurrir, con lo cual estoy de acuerdo.

Hasta siempre.
CTsT
******************************************************************************


Lisa Ann, exestrella del cine porno, denunció que los nuevos requerimientos de la industria pornográfica maltrata a las actrices principiantes al someterlas al consumo de drogas para realizar ‘porno abusivo’ con escenas cada vez más extremas y perturbadoras.




En una entrevista con el portal The Guardian , Lisa Ann —que trabajo por 20 años en el mundo pornográfico— reveló el abuso al que son expuestas las jóvenes amateurs para satisfacer la demanda del público que gira entorno a fetiches, torturas y violaciones.


“Había veces en que estaba en el set con gente y yo sentía que esa no era un buena situación, que no era seguro. Todos (en el medio) son bombas de tiempo y mucho de eso está ligado a las drogas. Mucho de ese sufrimiento viene de las escenas abusivas que estas nuevas chicas tienen que hacer porque son situaciones que como mujer te hunden”, explicó Lisa Ann.

La nueva categoría del ‘porno extremo’ inquieta a la pornstar retirada ya que implica una mente perturbada de la audiencia. Lisa Ann recalcó que uno de los motivos que empuja a algunas actrices a dejar esta industria es por la decisión de tener que someterse a la creciente demanda del ‘porno abusivo’.



Sin embargo, no es la primera vez que se menciona esta categoría, pues las escenas de sexo violento se conversaron en el documental _Hot Girls Wanted (Se buscan chicas sexys), que incluía material perturbador de una escena construida para que el acto sexual se vea obligado.

“Entonces, tienes que avanzar en el negocio de venderte a ti misma y te preguntas: ‘¿Hago porno de tortura?’ ‘¿Hago porno fetiche?’ ‘¿Hago escenas de sexo oral forzado?’, y cosas que jamás te habrías imaginado hacer”, contó Rashida Jones, productora de Hot Girls Wanted, en una entrevista a Vice.


Lisa Ann se retiró de la industria pornográfica en 2014 y actualmente es la conductora del programa Fantasy Sports de la cadena de radio Sirius XM, que se transmite vía satélite, donde da consejos sobre la NFL y el Football Fantasy.

sábado, 7 de enero de 2017

Amamantar, ¿un acto pornográfico?


Como todo en esta vida merece un analisis y comparacion con otras actividades humanas. En mi caso personal la síntesis de este asunto está expuesto en el gráfico arriba mostrado. 

hace un par de años se hizo todo un caso público de este asunto y hasta salio en carátulas de revistas importantes como la revista TIME (ver foto abajo)



Claro que hay algunos casos que pueden llamar la atención en la forma en que se da de lactar a bebes o algunos ninos; pero en dichos detalles tenemos que ver durante que tiempo obligatorio, la misma madre biológica, debería hacerlo.

Por otro lado también debemos ver que dicen los especialistas en este tema sobre la forma de hacerlo o hasta que edad del niño.

Lo ideal sabemos es que la propia madre biológica lo haga y mantenga un cuidado permanente por su hijo, al menos, en sus primeros 3 anos de vida; pero sabemos, en la vida real, que esto no ocurre así por diversos motivos.

Por ejemplo, hay mujeres que son madres por accidentes o errores. Otras tienen que trabajar tanto que no le dan mucho tiempo a sus hijos pequeños, sino delegan su cuidado a otras personas.

Por otro lado, encontramos hipocresía en las redes sociales. Por ejemplo en Facebook no permitían que una madre cuelgue una foto dando el pecho a su hijo y, sin embargo, fotos de actrices porno que cubren sus desnudos en actitudes explícitas se puedan compartir sin problemas.





Por supuesto, que la lógica nos dice que mejor evitarse los comentarios malintencionados de algunas personas es hacer esto en algún lugar privado, sobre todo si la madre esta vestida o desvestida como se ve en algunas de las fotos aquí mostrada; pero en los demás casos donde el bebé requiere de la leche del seno de su madre es mejor tomar la actitud, para los criticones, como se dice en la primera foto aquí mostrada:"Sino puede soportar la lactancia materna en público simplemente puede mirar hacia otro lado, así como hace con la política, la corrupción, la guerra, la pobreza, el medio ambiente y las personas sin hogar."


Hasta siempre.
Carlos Tigre sin Tiempo (CTST).

lunes, 2 de enero de 2017

¿Se puede amar a más de una persona al mismo tiempo?

¿Se puede amar, en el sentido de amor de pareja, no en el sentido de amor parental, ni de amor filial, ni de amor amical; no, en el sentido de amor de pareja, ya sea heterosexual, ya sea homosexual, se puede amar a más de una persona al mismo tiempo?

Para averiguarlo hay que tener en cuenta cuatro puntos:
1) La definición de amor. 
2) La capacidad de amar.
3) La posibilidad de que una sola persona, a la que precisamente amamos, satisfaga todas nuestras expectativas e ilusiones.
4) El costo relacional.
Distingo entre el sentimiento amoroso y la pasión amorosa. Esta última es propia del enamoramiento y el erotismo. Es ganosa,  apetente y posesiva. El sentimiento del amor, en cambio, se compone de afecto, ternura y cariño; y también comprende, claro es, la  atención dilecta para con nuestra pareja y el cuidado y la preocupación por ella. Consiste, además, en procurar que la persona amada alcance lo que se juzga su bien. Por bien debemos entender el desarrollo de la personalidad del otro, su enriquecimiento espiritual, su expansión de conciencia, su creatividad y productividad y la adquisición y desenvolvimiento de valores.
El amor no es, por tanto, desligable de la personalidad, es una función de ésta, y debe ser practicado y acrecentado diariamente y siempre. El amor no es, por ejemplo, como el carisma, o don gratuito que Dios concede a algunas personas en beneficio de la comunidad.
En la mayor parte de las personas, la capacidad de amar es, o una semicapacidad, o una capacidad insignificante, o sea pequeña y despreciable; lo cual no tiene por qué sorprender, ya que la mayoría de la gente se caracteriza por su insignificancia.
Los insignificantes no piensan, ni reflexionan, ni tampoco saben lo que son los problemas teóricos. Los insignificantes viven o sobreviven, pero no se preguntan ni se cuestionan, ni son capaces por supuesto de ensimismarse.
Respecto a la posibilidad de que una sola persona colme todas nuestras expectativas e ilusiones y satisfaga cabalmente nuestros deseos y anhelos, la respuesta es obvia: semejante persona no existe. A veces, sin embargo, pareciera lo contrario, puesto que hay personas que temporalmente nos satisfacen en todo; pero sólo temporalmente, no siempre.
Esta implenitud en nuestra relación con el otro se nota desde luego menos cuando nuestras exigencias son mínimas y nuestras expectativas e ilusiones nulas, o casi. Pero si no es así, entonces el otro no nos llenará plenamente; no habrá, pues, plenitud, sino implenitud.
Ahora bien: que nuestra pareja no pueda colmarnos en todos los sentidos, no es una deficiencia, no es un defecto; es normal. Y los que suponen que es anormal, disparatan, evidentemente.

* Autor del texto: Marco Aurelio Denegri

martes, 9 de diciembre de 2014

Crece el fenómeno de las mujeres "puma" en busca de "toy boys"

Se dispara el perfil de féminas de más de 40 años, principalmente de clase social alta, que buscan relaciones con chicos mucho más jóvenes que ellas.



La definición de mujeres “puma” o “cougar”, responde a la descripción de féminas que tienen relaciones con chicos diez o veinte años más jóvenes que ellas. El nombre, de marcado tono machista y despectivo, remite a la idea de hembras que salen a la caza en busca de jovencitos. 

Ellos tampoco se salvan de ser catalogados con desprecio al formar parte de una relación así: La expresión “toy boy” se traduce en castellano como un tipo de chico juguete, en referencia a un modelo de hombre que es utilizado por la mujer con finalidades sexuales. 


Esta es una tendencia que, a pesar de haber existido siempre, actualmente ha ganado presencia y visibilidad gracias a ejemplos que nos llegan preferentemente de la industria de Hollywood. Más allá del lenguaje y de las etiquetas, en este caso, nocivas y no siempre realistas, existe una tendencia social en la que cada vez son más las mujeres que adoptan una estrategia o actitud que, tradicionalmente, ha formado parte siempre del universo masculino. 



Los perfiles más habituales
El cambio de roles que está experimentado el sexo femenino, unido a su liberación sexual, es clave para entender este tipo de relación que va a más en los últimos años. La psicóloga y terapeuta de pareja, Emma Ribas, cree que el uso de estas etiquetas despectivas para referirse a esta situación “son completamente injustas porque ambas personas han elegido libremente tener una relación así, y no se las puede juzgar”. Ribas asegura que en su consulta son muchos los casos de mujeres que, una vez separadas o divorciadas, se decantan por esta nueva relación: “Son personas que han tenido un rol totalmente asimétrico en su anterior relación, cargando con muchas responsabilidades y mochilas, de las que ahora quieren huir. Es por ello que eligen alguien más joven, fresco, divertido, con el que compartir aficiones y pasarlo bien”. Por su parte, “el hombre más joven se siente atraído por la experiencia o, incluso, por las fantasías que se derivan de una relación novedosa con una mujer más madura que le puede guiar en otras aspectos vitales”, explica Ribas.


Cambio de rolesUna de las actitudes unidas a la reciente y cada vez más extensiva liberación sexual es la que hace referencia a mantener relaciones con hombres mucho más jóvenes que ellas, algo que está más normalizado socialmente cuando es el chico el que sale con una mujer de menos edad. Según el sociólogo y profesor de los estudios de humanidades de la UOC, Francesc Núñez, esta situación refleja un traspaso de estatus que, por poco habitual, es recibido como algo chocante en nuestra sociedad: “Esta situación pone en duda la dominación masculina y los estereotipos que arrastramos desde hace milenios, y esto implica romper unas reglas y oponerte al mainstream general, algo que es percibido como una agresión o como algo que molesta”. Para el sociólogo, es aquí cuando se entra a valorar este tipo de relación en términos de racionalidad instrumental económica, y más si se tiene en cuenta que muchas de las mujeres que deciden apostar por un hombre más joven tienen una posición social alta: “Hay un intercambio de intereses, la parte masculina pone la juventud y la frescura, y la femenina el poder, el dinero y el prestigio. No se trata sólo de una relación sexual, sino un juego de ascensión social”. Para Núñez, “es un clásico de la historia del amor que ahora es más vistoso ya que las mujeres también se han apuntado a ello”.


El sexo, en el punto de mira
El aspecto sexual también es un punto importante a la hora de iniciar una relación así. Ribas alerta de que “la mujer suele tener a partir de los 40 años un renacimiento biológico y sexual, especialmente aquellas féminas que se sienten realizadas y autosuficientes, con un trabajo estable, y que no buscan tener hijos. Esto les lleva a aprovechar que el hombre más joven está en su máxima plenitud sexual, especialmente aquellas edades comprendidas entre los 25 años y los 30 años”. El sociólogo Francesc Núñez matiza que es ahora cuando “el sexo se ha separado de lo que era tradicionalmente el matrimonio, por lo que socialmente se acepta más que uno pueda tener una relación sexual, independientemente de querer buscar a alguien con quien compartir la vida o tener hijos”. Para el profesor de humanidades, “históricamente las mujeres no han tenido el sexo como objetivo, sino que buscaban una relación más duradera que tuviera como base el compromiso, incluso la idea de formar una familia, aunque la edad jugaba en su contra, mientras que el hombre podía estar más años en el mercado y eso les daba más prestigio”. Núñez explica que, “con la actual liberación sexual, las mujeres se sienten cada vez más amas de su cuerpo y de sus emociones, por lo que han pasado a buscar otro tipo de relación afectiva”. Aunque los perfiles son muy diversos, el profesor no descarta en este tipo de relaciones cierto acto de transgresión por parte de las mujeres: “En este momento puede existir un cierto componente de provocación social, como cuando las mujeres decidieron vestirse con pantalones, aún así, sólo es por la rareza del momento ya que la novedad siempre llama la atención y todavía no es un movimiento generalizado”, concluye Núñez.


Las relaciones y el sexo siempre se han centrado en diferentes objetivos: hay quien busca un lazo serio y formar una familia, mientras que otras personas las viven sólo como momentos de placer y diversión. Aunque la etiqueta de “mujer puma” nace básicamente de un interés sexual por el hombre joven, no es descartable que este intercambio culmine también en un tipo de relación más estable. Y es aquí donde pueden surgir algunos problemas, especialmente a la hora de hacerla pública: “Hombres y mujeres sufren más a la hora de explicar su nueva relación a familiares y amigos, por miedo al rechazo o a los prejuicios”, admite Ribas. La psicóloga cree que en estos casos es “de vital importancia comprobar el proyecto de futuro que tiene cada uno de ellos, ya que el problema real surge cuando una de las dos partes quiere seguir con la relación y la otra no, algo que puede derivar en problemas de dependencia”. Por su parte, el sociólogo Francesc Núñez cree que el enamoramiento es más difícil de ver en este tipo de relación: “El amor romántico, el que te arrastra, en este momento de la humanidad y, especialmente en las clases más altas, es menos frecuente porque saben que tienen más a perder que a ganar”. 


Modelos mediáticos
Si algo ha hecho visible este tipo de relación en el que mujeres mayores escogen a chicos jóvenes como compañía ocasional o estable, es la industria cinematográfica de Hollywood que, en los últimos años, está plagada de ejemplos de las llamadas “mujeres puma”. La actriz Demi Moore, que tuvo un romance apasionado con el también actor Ashton Kutcher, 16 años menor que ella, es un claro estandarte, aunque hay muchos más nombres: Liz Taylor, Cher, Jennifer Aniston, Madonna o Jennifer López, entre otras. En España el ejemplo más claro durante años ha sido el de la recientemente fallecida Duquesa de Alba, aunque existen otros de renombre como los de Ana Obregón, Susana Uribarri o el romance que mantuvo Carmen Martínez Bordiú con José Campos. “En la vida social los comportamientos se transmiten por imitación.

La globalización actual y el avance de las nuevas tecnologías está facilitando este efecto espejo y la proliferación de nuevos modelos, sean buenos o malos”, asegura el sociólogo Núñez. Emma Ribas, por su parte, cree que el poder mediático del cine y las series de televisión, así como la proliferación de casos famosos, tiene mucho que ver a la hora de dar más visibilidad a este tipo de relaciones, aunque deja claro que “estas mujeres que muestran a su chico joven como si fuera un trofeo” no son el tipo de modelos que suelen abundar en la realidad de su consulta, más cercanos a los factores antes mencionados como la liberación sexual de la mujer o la búsqueda de un lazo con menos responsabilidades. “Las mujeres han tomado conciencia de su potencial y, la mayoría de ellas, tienen muy claro hoy en día lo que quieren y lo que no quieren, y son mucho más maduras”, concluye Ribas.



* Texto por Albert Domenech, Vanguardia, Noviembre 2014